En ASPAS hemos puesto en marcha el proyecto «el cuento del mes». Cada mes seleccionaremos un cuento para trabajar con nuestros niños y niñas y así poder descubrir nuevos mundos y aprovechar los beneficios de la lectura de cuentos.

Para el mes de febrero hemos elegido el cuento «El animal perfecto», de Raquel Díaz Reguera.

El cuento trata sobre una niña que busca el animal perfecto para disfrazarse de él el día de Carnaval y al final llega a la conclusión de que el animal perfecto no existe y que todos tienen cosas buenas, por lo que decide hacerse un disfraz que tenga un poco de cada animal.

Os dejamos el vídeo del cuento y algunas ideas de actividades que hemos llevado a cabo en Fundación ASPAS.

1.- Dibujar tu animal preferido y explica el porqué. Después se puede crear un mural con el animal preferido de todos los niños y niñas.

En ASPAS utilizamos una plantilla para hacer el dibujo. Puedes descargarla aquí.

Mural con dibujos de mi animal preferido

2.- Pensar característica/habilidad de cada animal del cuento. Podemos pensar con ellos que característica creen que hace que cada animal sea “perfecto”. Todos tenemos algo bueno.  

3.- Asociar animal y onomatopeya/signo bimodal. 

4.- Diferenciar entre preferido y perfecto y hacer reflexión. 

5.- Crear tu animal perfecto (escribe o dibuja). Aquí según la edad pueden escribirlo o dibujarlo, trabajando la expresión oral o escrita.  

6.- Entender mi animal perfecto con comprensión auditiva. Crear unas consignas que configuren un “animal perfecto” y que lo tengan que dibujar siguiendo las consignas dadas.  

7.- Adivinanzas/descripción de animales. 

Para finalizar «el cuento del mes» esta semana hemos realizado varias sesiones de cuentacuentos con recursos visuales y materiales manipulativos, aquí tenéis algunas propuestas de como contar el cuento de una forma más accesible y entretenida:

  • Cada vez que aparece un nuevo animal presentarlo con un pictograma/imagen.

  • Utilizar recursos manipulativos para facilitar el acceso a la información:
    • Tocar un disfraz o pijama de oso para sentir lo suave que es su piel.
    • Usar un tubo largo para visualizar lo largo que es el cuello de una jirafa.

¿Cuántas bufandas podemos ponerle al cuello de una jirafa?
  • Tocar plumas para sentir su tacto
  • Hacer un pulpo que los tentáculos se puedan poner y quitar para contar cuántos tienen.
  • Colocar en la boca abierta del cocodrilo a sus crías. Así observaran la curiosidad que describe el cuento: Los cocodrilos usan su gran boca para poder llevar a sus crías como si fuese un autobús.
  • Mostrar con una lámina el hábitat de los diferentes animales.
Marcos y Laia

Recordad que contar un cuento a un niño o niña con pérdida auditiva requiere de determinadas estrategias, en esta entrada que hicimos en el blog podéis consultarlas.