Actividad recomendada para educadores

En esta primera entrada queremos compartir uno de los materiales que más utilizamos con nuestros niños y niñas más pequeños.

 

Se trata de un silabario con el que podemos trabajar; la discriminación de vocales dentro de sílabas directas, la discriminación entre fonemas opuestos y, lo más importante, el inicio a la lectoescritura.

Para los niños y niñas que presentan discapacidad auditiva, la lectoescritura es un recurso que debemos empezar a trabajar desde el principio sin ningún miedo.

El silabario permite hacer ejercicios más complejos de formación de palabras sencillas.

Estos recursos no sólo son aplicables a niños con discapacidad auditiva. Las estrategias más visuales facilitan el aprendizaje de la lectoescritura a cualquier niño.

Os dejamos el documento en word para que podáis adaptarlo a las necesidades de vuestros niños y niñas.

SILABARIO ASPAS