Actividad recomendada para familias

El momento del cuento es un espacio diario para fomentar la imaginación, ayudando a los niñ@s a crear nuevas realidades. Contar un cuento a un niñ@ con discapacidad auditiva requiere de determinadas estrategias y en esta entrada queremos compartirlas con vosotr@s:

el principito

El principito de  Antoine de Saint-Exupéry

  1. Cómo situarse. Ponte a su altura y sitúate de frente al niñ@, así facilitaremos la lectura labial.
  2. Para empezar. Es importante hacer una presentación de los personajes, para que al empezar la narración el niñ@ ya tenga información auditiva y visual previa.
  3. Comunicación no verbal. Recomendamos utilizar gestos naturales ya que facilitan la comprensión y emitir vocalizaciones claras pero no exageradas.
  4. Favorecer la lectura labial en todo momento. Es habitual reducir la luz ambiental en el momento del cuento, no está indicado si imposibilita la lectura labial.
  5. Crear un espacio de confianza. Es importante leer el mismo cuento en momentos diferentes ya que conocer bien la historia generará confianza en el menor y favoreceremos la producción verbal espontánea.
  6. Versatilidad. Un mismo cuento lo podemos contar de múltiples formas e ir aumentando poco a poco el nivel de complejidad. Por ejemplo, si miramos un cuento de animales, podemo empezar nombrándolos y emitiendo sus sonidos para posteriormente pasar a describir cómo son y qué hacen y finalmente introducir una narración.
  7. Variedad. Es importante utilizar libros diferentes en cuanto a la presentación de la información. Por ejemplo: sólo con imágenes, con imágenes y palabras o con imágenes y texto. Podemos ir haciendo que se fije en determinadas palabras o grafías dependiendo del nivel de lectoescritura que tenga el niño.
  8. Sin prisas. Es recomendable ir nombrando las imágenes una y otra vez, dejando que el niñ@ cree sus propias ideas. Los menores con discapacidad auditiva suelen tener un tiempo de respuesta más largo, y hay que respetarlo.
  9. Interacción. Podemos aprovechar las imágenes para preguntarle dónde está un determinado personaje u objeto, podemos pedirle que lo denomine (¿qué es esto?) y reforzar la expresión del menor con un modelo correcto, nunca corrigiendo sus producciones. Además es importante ir haciendo preguntas para asegurarnos que está entendiendo la historia.
  10. Lectura divertida. No todo depende de la historia que elegimos, es necesario leer con entusiasmo, sonreir, cambiar el tono de voz cuando los personajes son diferentes… Haz de este momento algo divertido.
  11. Contextualizar. Aprovecha para relacionar hechos de la lectura con momentos y experiencias de su vida. Añade toda la información que creas necesaria. A l@s niñ@s con D.A. les cuesta contextualizar determinadas realidades y de esta forma les ayudaremos en esta tarea.
  12. Flexibilidad. No es necesario acabar de leer el cuento ni empezar por la primera página, déjale que mire las imágenes cuantas veces quiera.
  13. Comprobar antes de empezar. Al día siguiente hazle recordar el cuento que leísteis juntos, cómo se llamaba el personaje principal, qué hacía…

Esperamos os sean de utilidad y os ayuden a disfrutar del momento del cuento.

En breve os mostraremos el cuentacuentos de navidad que estamos preparado para nuestros nin@s en ASPAS.