Actividad recomendada para educadores

La valoración de la pérdida auditiva en el niño nos ayudará a determinar qué dificultades puede presentar en la percepción de determinados tonos o sonidos del habla.  Estos resultados serán de vital importancia en el ajuste de sus prótesis auditivas para poder garantizar una buena recepción del lenguaje.

En niños muy pequeños no podremos realizar las audiometrías convencionales ya que requieren de mayor colaboración por parte del niño. En estos casos podremos valorar su audición con pruebas acordes a sus capacidades.

Audiometría por observación del comportamiento

Se realiza en niños de 0 a 8 meses. Observaremos la respuesta ante los distintos estímulos sonoros, para ello utilizaremos instrumentos musicales o juguetes sonoros.

Imagen 016

Audiometría por refuerzo visual (VRA)

Se puede realizar en niños muy pequeños a partir de los 6 o 7 meses, deben ser capaces de estar sentados con un mínimo apoyo y un buen control cefálico.

  • Audiómetro pediátrico con refuerzo visual

Se utiliza un audiómetro de mano que emite sonido y luz. Condicionaremos al niño para que busque la luz al oír el sonido. Este aparato utiliza estímulos variables para lograr mayor sensibilidad.

SAMSUNG

  • Suzuki-reflejo de orientación condicionado (ROC)

Se colocan dos altavoces conectados a un audiómetro y a una distancia de un metro uno del otro. Debajo de cada altavoz se coloca una caja con un muñeco oculto por  un cristal tintado que se ilumina y se mueve cuando el examinador lo acciona.

Se emitirá el estimulo auditivo por uno de los dos altavoces y unos segundos después el estímulo visual. El proceso se repite hasta estar seguros que el niño gira la cabeza al oír el sonido para poder ver el muñeco.

carla

Audiometría por juego

Se condiciona al niño a que realice una determinada actividad frente al estímulo sonoro. La edad ideal es a partir de los 2 o 3 años. Los niños podrán construir torres, introducir bolas en un cubo o insertar aros en un palo. Se pueden utilizar también las siguientes pruebas:

  • Caja de Peep-show

Es una caja con un tren en su interior, éste  se  pone en movimiento al pulsar un botón. El niño deberá tocar el botón al oír el estímulo sonoro.

  • Garaje de Perello

 Se utiliza una caja dividida en cuatro cocheras, en cada una colocaremos un vehículo que corresponderá a una frecuencia a examinar  (coche/ 250 hz, motocicleta/ 500 hz, camión/ 1000 hz y camión de bomberos/ 2000 hz). El niño deberá coger el juguete al oír el sonido, para ello primero debemos condicionar sus respuestas.

peep show