Actividad recomendada para educadores

El condicionamiento es un proceso de estimulación auditiva necesario para poder obtener unos resultados audiométricos fiables que nos permitan una correcta adaptación de la prótesis, sacando el máximo beneficio de la misma y estableciendo unas expectativas claras y razonables sobre lo que la persona puede llegar a oír.

Este proceso es relativamente fácil cuando trabajamos con adultos postlocutivos (pérdida de la audición después de la adquisición del lenguaje) o personas que puedan entender cuál es el procedimiento de una audiometría.

audiometria 1

En niños el proceso requiere un entrenamiento previo. Para ello utilizamos diferentes materiales: instrumentos musicales, audiómetro pediátrico, sonidos vocálicos o sonidos de ling, entre otros. Realizar el condicionamiento con diferentes materiales, además de utilizar un mismo material con actividades diferentes, es muy importante a fin de poder generalizar el aprendizaje y asegurarnos que la respuesta ante el estímulo auditivo sea la correcta.

material condicionamiento

Caja de audición

Las actividades han de venir marcadas desde lo más simple a lo más complejo, empezando a estimular con diferentes sonidos para poder establecer cuáles son los que percibe mejor.

Este proceso pueden conllevar aún más tiempo cuando hablamos de personas y niños con plurideficiencias. La experiencia nos habla de la importancia de la estimulación auditiva, no negando a ningún niño la posibilidad de ser estimulado auditivamente. Es posible conseguir condicionar, pero como siempre os decimos, requiere tiempo y esfuerzo, además de constancia.

Charley1

Charley con su logopeda en sesión.

Hoy queremos compartir con vosotros la experiencia del condicionamiento de un niño con plurideficiencia. Se llama Charley. Está afectado de una discapacidad auditiva neurosensorial, profunda, bilateral y prelocutiva, además de discapaciad visual y  otras patologías endocrinológicas y cardíacas. Actualmente tiene 4 años y es portador de un implante coclear unilateral desde los 2 años. El proceso de condicionamiento ha sido largo, pero lo ha conseguido.

Uniendo el instrumento que mejor percibía, una campana, y lo que más le gustaba, subir y bajar escaleras, nos dieron la clave para ayudarle en la detección auditiva.

Os dejamos el vídeo realizando el condicionamiento con Charley.


Actualmente Charley realiza audiometrías que nos aportan datos significativos sobre su audición.

Estar conectado auditivamente a un mundo sonoro, procesar información auditiva o poder reconocer la voz de tus personas queridas, entre otros muchos beneficios, son objetivos a trabajar con todas las personas con discapacidad auditiva, tengan o no asociadas otras patologías. Es posible.

Esperamos que os guste.