Actividad recomendada para educadores 

Nos ha parecido interesante compartir una escala de ruidos en el blog, ya que todos estamos expuestos a ellos diariamente. El ruido, sonido indeseado o desagradable, constituye la primera causa de pérdida auditiva, por lo que se hace  necesaria una buena protección a la exposición a sonidos intensos durante largos periodos de tiempo.

Los sonidos tienen distintas intensidades. La intensidad se mide en unidades denominadas decibelios (dB). La escala de decibelios no es una escala normal, sino una escala logarítmica, lo cual quiere decir que un pequeño aumento del nivel de decibelios es, en realidad, un gran aumento del nivel de ruido.


Fuente AUDIO [PACKS]

La exposición continua a niveles de ruido superiores a 85 dB puede provocar una reducción de la audición. El  ruido también afecta a la concentración y la comunicación,  además de causar efectos en el sistema nervioso, disfunciones cardio-respiratorias y variaciones en el sistema endocrino.

Algunas medidas de prevención pueden ser:

-Disminuir la exposición al ruido.

-Utilizar protectores (estos disminuyen 25 dB el ruido).

-No utilizar varias máquinas ruidosas a la vez.

-Utilizar materiales que absorban el ruido.